El Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional decidió continuar con el conocimiento de la medida de coerción contra los seis imputados en la Operación Coral, el caso más reciente de persecución contra la corrupción administrativa bajo la gestión de la procuradora general de la República Mirian Germán Brito.

Dos días antes el tribunal había pospuesto el conocimiento de la medida solicitada por el Ministerio Público en contra del exjefe de escolta de Danilo Medina, Adán Cáceres Silvestre; la pastora Rossy Guzmán; el teniente coronel de la Policía, Rafael Núñez de Aza; Raúl Alejandro Girón Jiménez; el hijo de la pastora, Tanner Antonio Flete Guzmán y Alejandro José Montero Cruz.

Contra los imputados, que fueron apresados el sábado pasado, pesan las acusaciones de  corrupción administrativa, asociación de malhechores, manipulación de documentos públicos, estafa y otros delitos contra el Estado dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *