Los observadores de la Organización de los Estados Americanos (MOE/OEA) constataron compra de votos en las inmediaciones de los recintos electorales por parte de diversas «fuerzas políticas».
“La Misión reitera de manera enfática que esta ha sido una práctica constante en los procesos electorales dominicanos, que no ha sido suficientemente combatida. La compra de votos y cédulas no solo constituye un delito electoral bajo la legislación dominicana10, sino que socava 10 Artículo 282 inciso 6, Artículo 283 inciso 10 y Artículo 285 inciso 4 de la Ley 15-19 Orgánica de Régimen Electoral”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *