El papa Francisco ha transmitido hoy su cercanía con el pueblo de México, después de que el martes un terremoto de magnitud 7.5 sacudiera el centro y sur del país, causando seis fallecidos y daños en medio millar de casas y unos 55 monumentos históricos.

«Ayer un violento terremoto azotó el sur de México, causando algunas víctimas, heridos y enormes daños», dijo el papa Francisco, durante los saludos a los fieles en lengua española, tras la audiencia general de este miércoles.
«Rezamos por todos ellos. Que la ayuda de Dios y de los hermanos les dé fuerza y apoyo. Hermanos y hermanas, les estoy muy cercano», ha añadido.
El gobernador del sureño estado de Oaxaca, el más afectado por el terremoto, confirmó el martes seis defunciones, una mujer y cinco hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *