Aumentos récord de casos, alza de hospitalizaciones y enfermos cada vez más jóvenes: el sur de Estados Unidos, de Florida a California, se ha convertido en el epicentro del coronavirus en el país y sus autoridades locales amenazan con imponer nuevas restricciones.
Casi cuatro meses después de reportar su primera muerte por COVID-19, Estados Unidos se enfrenta a una profunda crisis sanitaria a medida que más jóvenes contraen el virus y los expertos advierten que la situación es crítica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *