A pocos días de que el país se sumerja en el proceso electoral para elegir los próximos representantes del Congreso Nacional y presidente de la República, ha resurgido una práctica que, aunque ha sido promovida en elecciones anteriores, este año se ha realizado de forma abierta con la publicación de anuncios y videos, advirtiendo que los empleados públicos pueden perder o permanecer en sus empleos si uno de los dos candidatos que se posicionan mejor aventajados ganan o pierden las elecciones el 5 de julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *