El Metro de Santo Domingo y las unidades de la Oficina Metropolitana de Servicios de autobuses ( OMSA) y deberán exigir y mantener el distanciamiento físico de al menos 1.5 metros ente un pasajero y otro, lo que obliga a disminuir su capacidad de aforo.
Esa misma medida fue dispuesta para las empresas con acceso del público, para evitar el aumento vertiginoso en los casos de coronavirus que se están dando en el país y la disminución de la respuesta hospitalaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *