La posibilidad de embarazo de mujeres en hemodiálisis es sumamente baja debido a los cambios metabólicos que se generan a causa de la enfermedad renal, pero, de producirse, implica frecuentes complicaciones tanto a la madre como también al bebé.

República Dominicana registró el primer caso de desembarazo donde ambos padres sufren de enfermedad renal crónica. Se trata de Thiara Dipré, de 34 años, quién cursa 3 años en hemodiálisis a causa de hipertensión arterial sistémica, realizándose a través de catéter permanente, y su esposo Juan Reyes, de 45 años, quién también es paciente renal desde hace más de 15 años, inicialmente trasplantado renal y en hemodiálisis hace 4.

“La paciente fue desembarazada sin complicaciones, de sexo masculino, prematuro, con 32 semanas de gestación, con peso de cuatro libras, el cual fue ingresado a la unidad de cuidados intensivos neonatal del hospital Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, donde se llevó a cabo el procedimiento quirúrgico”, afirma un comunicado de La Maternidad de La Altagracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *