EL ESTUDIO, QUE PUBLICA NEW ENGLAND JOURNAL OF MEDICINE Y HA CONTADO CON PARTICIPACIÓN DEL CENTRO DE INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA EN RED (CIBER) DEL INSTITUTO DE SALUD CARLOS III, TRATA DE RESPONDER A POR QUÉ ALGUNAS PERSONAS SON ASINTOMÁTICAS O PRESENTAN CUADROS LEVES, MIENTRAS OTRAS DESARROLLAN FORMAS GRAVES DE COVID-19.

Los genes pueden determinar que algunas personas desarrollen formas graves de Covid-19. Así, tener sangre tipo A se asocia a un 50 % más de riesgo de necesidad de apoyo respiratorio, mientras que el grupo O confiere un «efecto protector» frente al desarrollo de insuficiencia respiratoria.

Esos son algunos resultados de un estudio internacional con participación española, el cual señala que la vulnerabilidadde ciertas personas al desarrollo de formas clínicas graves de la enfermedad «puede estar influenciada por sus características genéticas».

El estudio, que publica New England Journal of Medicine y ha contado con participación del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) del Instituto de Salud Carlos III, trata de responder a por qué algunas personas son asintomáticas o presentan cuadros leves, mientras otras desarrollan formas graves de Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *